Fueron a Callalli por una pasantía y regresaron con muchos sueños

Por Sonia Ramos (Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca)




No sólo intercambiaron experiencias, ahora sueñan con hacerlas realidad. Nuestro promotor, Alexander Hurtado Gallegos, no se equivocó en organizar una pasantía de intercambio de experiencias con representantes de las 14 comunidades de nuestra Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca (ubicada en Arequipa) al distrito de Callalli de la provincia de Caylloma los días 28, 29 y 30 de octubre.

Lo que Alexander no se imaginó fue que los más de 10 representantes ahora ya tienen nuevos compromisos en sus comunidades y/o anexos luego de la experiencia ganada, así lo supieron cuando escucharon al Presidente de la Asociación de Producción y Promoción San Antonio de Callalli, Luis Puma Mamani. Y es que Luis supo que el “éxito”, surge cuando se empiezan a romper las barreras de las necesidades, de las carencias.


Pero todo pasa por un proceso. Luis empezó contando su experiencia en diseño predial, sobre el que giran seis ejes, entre ellos vivienda, manejo agrícola, infraestructuras productivas y otros. Es un diagnóstico que ayuda a reconocer todo lo que se ha logrado en la familia. “En vivienda, hemos mejorado nuestras condiciones. Pensamos que era necesario tener letrinas ecológicas, que era necesario también una cocina ecológica, de tipo lineal, caracol o artesanal y nosotros mismos los construimos. Ahora tenemos agua caliente”, compartió con nosotros. Su organización empezó en el entorno familiar, donde precisamente gracias a la cocina ecológica, se pudo lograr algo que hace años era imposible: la unión.

Artesanía
En artesanía, Luis Puma recomendó que la asociación es fundamental para competir con los grandes. Ellos se organizaron cuidando la calidad de la fibra y sus colores. Así destacaron.
Mejoramiento genéticoNuestro promotor, junto a los representantes de las comunidades y/o anexos de nuestra Reserva, aprendieron también que iniciar el mejoramiento genético a partir de dos alpacas solamente, sí tiene resultados, con un registro adecuado de parición y de empadre.


Después de óptimos resultados, en Callalli ahora es posible encontrar fibra extra fina y Luis ya tiene la “royal”. Sus alpacas no sólo son de la mejor calidad de fibra, de las que obtiene no menos de mil soles por ejemplar, sino también pueden adaptarse a las condiciones del cambio climático.Manejo sostenible del aguaLa experiencia de la pasantía también se cumplió a 4 200 m.s.n.m. A esta altitud llegamos a la estancia Viluma del anexo de Condorani, del distrito de Callalli para aprender el manejo sostenible del agua.


Caminamos casi dos horas, pero luego lo que vimos nos sorprendió. Luis construyó un reservorio para una capacidad de 18 mil litros de agua, de una altura de 1.50, de donde sale 15 mil litros de agua por segundo. El reservorio forrado con geomembrana debe llenarse en 6 días. Luego se puede regar una vez por semana. Fue increíble ser testigo del aprovechamiento gota por gota del agua.


Si bien la zona es seca, en la estancia de Luis es posible encontrar 16 tipos de pastos, esto porque además del buen uso del agua, el sobrepastoreo es controlado.


Luis cambió su vida hace 18 años y 12 años trabajó en mejorar todas sus experiencias, pero sabe que para lograr la sostenibilidad, debe hacerlo él mismo y ahora también lo saben los habitantes de la Reserva, quienes ya empiezan a soñar en cambiar, en progresar como Luis.


Una historia de Turismo Sostenible en Sibayo:

El 30 de octubre vimos salir el Sol en Chivay. Nuevamente nos preparamos para otra experiencia. El siguiente destino, era el distrito de Sibayo (perteneciente a la provincia de Caylloma), donde el Turismo Sostenible sorprende al visitante.
No será fácil olvidar la cálida bienvenida de su gente, quines nos extendieron su mano para saludarnos y hacernos sentir como en casa simplemente. Sus típicos vestidos con pedrería brillante y sus sonrisas contagiantes también son parte de ese Turismo Sostenible.

El presidente de la Asociación Rumiyacta, Edson Puma, inició la conversación, contando que hace 25 años iniciaron el trabajo para ser el principal destino turístico del país.

La historia de Sibayo se circunscribe en la migración de su población. Edson aceptó que la gente quería irse, pero esto es parte del pasado. Ahora quieren quedarse, porque además sus autoridades vieron en Sibayo una alternativa económica. Karina Cutipo Cornejo, socia de ASETUR Rumillacta, nos contó que viven con los turistas. Les muestran su identidad cultural. Su secreto fue la restauración de sus casitas, sin modernizarlas. La convivencia en la cocina, en cada ambiente del hogar llegó al punto de compartir alegrías y penas, que luego no desean acabar en despedidas. Los visitantes de la Reserva aprendieron que así deberán trabajar en sus zonas para atraer turistas.