Enfermedades de camélidos sudamericanos son investigadas para mejorar su producción



En la zona andina de Arequipa y en otras partes del país se ha detectado la caspa y se viene estudiando las causas y tratamiento preventivo y evitar que perjudique la costosa fibra.

Texto y Fotos: Sonia Ramos Baldárrago

La zona alto andina de Perú es reconocida por su riqueza en producción de camélidos. El Instituto de Investigación y Desarrollo de Camélidos Sudamericanos - Copona, dedicada a la investigación en esta área desde el año 2 001, viene desarrollando estudios relacionados al manejo sanitario de camélidos domésticos para saber cómo prevenir, reconocer y tratar las enfermedades, reduciendo la mortalidad y evitando gastos en las personas que viven de la actividad.

Por 408 kilómetros comprendidos entre Huancavelica (que incluye a: Los Libertadores, El Chaupi, San Felipe, Totorillas, Carhuancho, Pilpichaca, Rosariopampa, Piscahuasi, Cacuya, Llillinta, Incahuasi, El paria y Rosaspampa) y Ayacucho (que incluye a: Ccarhuapampa, Occoyo, Churia, Minascorral, Asabran, Cayramayo y Huarajasa) pasará el gaseoducto. Frente a los cambios, se viene optimizando el manejo y sostenibilidad de camélidos domésticos en estas 20 localidades de influencia de la ruta.

Alexander Hurtado Gallegos, uno de los promotores del proyecto impulsado por Perú LNG, indicó que se han tomado muestras de sangre y eses de llamas y alpacas para determinar las enfermedades predominantes como la enterotoxemia huysanana, producido por la bacteria Clostridium perfringens, presente en el medio ambiente y que aumenta en períodos de lluvias. “Las crías se contagian cuando están lactando, cuando comen pasto que tienen la bacteria. Cuando ingresa al estómago empieza a multiplicarse produciendo una toxina que cuando llega a la cabeza y puede morir”, agrega el especialista.




Según Anthony Rodríguez Huawkius, médico veterinario, la enfermedad no tiene cura. Una manifestación es el estreñimiento y la hinchazón de la barriga. Y, mientras las crías están en riesgo, los adultos también lo están. Los piojos y la sarna, e incluso la caspa de la que no sabe la causa, preocupan a los criadores, que en esta zona suman 950 y se sabe que en la zona de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, donde existen 70 mil alpacas, 30 mil llamas y una población aproximada de 5 mil 600 vicuñas también se han recogido muestras de caspa para estudiar los antecedentes.

La pérdida de una cría es de s/80.00 nuevos soles, mientras que de un adulto es de hasta s/200.00 nuevos soles; pero si se trata de una especie genéticamente óptimo, la perdida ascendería hasta s/ 3 000.00 nuevos soles.

En vicuñas
En el caso de las vicuñas, como añade Antonhy Rodríguez, se está identificando los genotipos de sus poblaciones mediante AND, porque externamente se ve que hay diferencias genéticas, sin embargo las apariencias engañan y, poblaciones con genes iguales pueden producir malformaciones corporales en las crías, por lo que es necesario mantener la variabilidad y evitar que se apareen entre familiares.

Para conocer sobre el manejo sostenible una delegación de guardacomunales de la zona de Huancavelica, llegaron hasta el anexo de Tambo Cañahuas de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, la semana pasada, para intercambiar por tres días su experiencia.

Pobladores hablan de experiencia

Oscar Matos Luna (de la comunidad de Huaytara): “Nuestros animales se morían, pero ahora estamos aprendiendo técnicas con los especialistas y conocimientos más de medicamentos para evitar pérdidas”.
Hedman Manchego Bautista (18 años): “Sabía de las medicinas en ovinos, curamos mayormente con plantas, pero también estamos aprendiendo para la sostenibilidad de nuestros camélidos”.
Zenaida Auris Quispe (18 años): “Soy guardacomunal y quiero aprender sobre el manejo de la vicuña, he aprendido de la experiencia de las comunidad de Tambo Cañahuas de la Reserva de Salinas y Aguada Blanca de Arequipa”.