El agua es un privilegio en otros países


En Lima me despertaba a las siete de la mañana. Era la única mosca que caminaba en medio de una niebla matutina y aquellos que se despertaban a mi ritmo eran los vecinos del Rímac que me saludaban a su fiel manera: votando agua a sus jardines aunque ellos seguro en su ignorancia pensaban que regaban sus verdes jardines.



Era mi pesadilla cruzar las veredas. No lo digo tanto por el peligro de caerme o resbalarme y secar de una forma cómica las lagunas de agua que se llenaban por donde las mangeras se extendían feclices de desperdiciar el recurso hídrico que fuera de Perú ya es un privilegio.



Sino miremos a México donde el agua pasó incluso a tener un costo, donde las multas se aplican a todo atentado como regar con agua potable los jardines. Donde ya se privatizó este recurso pese a tener encima los conflictos sociales.





Lo siento tengo que cortar, me ha dado ganas de beber y debo ir por un vasito, no piensen mal, será un vasito de agua mientras pueda beberla aquí sin restricciones. Pero creo que también en Perú vamos a necesitar de medidas drásticas como en México. Como diría kla reyna roja de la película "Alicia en el País de las Maravillas", "que le corten la cabeza", mentira...jajajaja. Fuera de bromas bebamos lo que bebamos ahora deberemos hacerlo pensar en el uso racional o irracional que hacemos de la "bendita agua".