La utilidad de apagar la luz



Este 26 de marzo, se estima que un récord de 133 países se sumarán a la que ha sido descrita por algunos como la acción ambiental voluntaria más grande del mundo.

De hecho, su repercusión ha sido casi viral, en cuanto a la cantidad de personas que se ha sumado cada año.

En 2010, 1.000 millones de personas en más de 4,500 ciudades de 128 países, apagaron las luces en la Hora del Planeta.

Un logro sustancial, si se compara con sus inicios en 2007, cuando se sumaron 2 millones de personas.

La iniciativa de sensibilización pública, organizada por el Fondo Mundial de la Naturaleza, (WWF, por sus siglas en inglés) comenzó en Sydney, Australia, como un esfuerzo local. Desde 2009, la Hora del Planeta tomó carácter global.

Al principio sus organizadores aseguraban que reduciría de manera significativa el consumo de energía alrededor del mundo. Ahora se han distanciado de esa aseveración y han puesto el énfasis en los aspectos simbólicos y educativos de la campaña de apagar las luces.

Más que 60 minutos


Este año la Hora del Planeta pide a la gente a ir más allá de los 60 minutos y usar la iniciativa para comprometerse a una acción, grande o pequeña, que se realice para el futuro de la Tierra.