VÍDEO: QUEÑOA la madre de los andes - Parte Uno

Escuchan su nombre y pronto recuerdan dónde crece. Los niños y niñas la ven mientras caminan a su colegio cada mañana. Dicen que vive en las quebradas, al margen del río de su comunidad.

Los adolescentes en cambio cuentan que está en extinción. Que quieren movilizarse con pancartas frente a sus autoridades. La queñoa no es tema ajeno de los niños y adolescentes del distrito de Huanca, de la provincia de Caylloma en la región Arequipa.

Llegué el domingo por la noche. Luego de dos horas y media de viaje desde el kilómetro siete de la Avenida Aviación en Arequipa, llegué a Huanca. Al inicio del recorrido la nubosidad rojiza del cielo destaca. El momento de ese ocaso luminoso, parece rebotar en las montañas de piedra y meterse a los abismos que se aprecian desde el bus. La carretera sin asfalto no causa mayores problemas a la velocidad ligera del vehículo. Lo que pocos saben es que pasando este paisaje desértico y pelado de árboles existe un bosque. Detrás de la montaña del pueblo de Huanca, las queñoas crecieron en la tierra desde hace cientos de años.


Al llegar recomiendan tres hoteles. La plaza está oscura. Una sopa de fideos y tallarines es lo que encuentro para la cena. Pienso dónde iré a dormir. A una cuadra de la plaza, la noche en el hotel cuesta 35 a 40 soles. Frente al único colegio secundario encuentro un hotel a 20 soles la noche. Los hoteles, son casas aún no acondicionadas. Un colchón delgado es suficiente para reposar el cuerpo viajero. Dormí no más de 4 horas. A las 6 de la mañana la bulla de los partidos políticos despertaba hasta la culebra debajo de la piedra con toda seguridad. En la noche anterior no tuve suerte de encontrar a los docentes. Todas las casas ya estaban con sus luces apagadas a las 7:30 pm.

Son las ocho de la mañana y ya empiezan a llegar los escolares. En la I.E. Carlos Lafuente Larrauri, de nivel secundaria, lo que predomina es el cemento. Mientras su campiña se enorgullece de sus cerros colmados de vegetación, este plantel fue edificado curiosamente sólo con cemento. En todo el edificio hay un cactus pequeño en el escritorio de la dirección. Esto describe un plan de edificación sin el criterio ambiental educativo.

Yvonne Vargas Mejía, directora del plantel dice que los chicos y chicas sólo quieren aprender los temas que les ayuden a ingresar a la universidad. El tema de la queñoa no los ayuda en ese proceso. Y no deja de tener razón. Sin embargo, las nuevas profesiones y decisiones también se descubren explorando.

En pocos segundos los jóvenes, sonríen y demuestran sus habilidades de comunicación. Yanira Gallegos y José Huarca, saben que el bosque se redujo. Y Clinton Huayllazo, super fresco y con la filmadora en mano, se anima a entrevistar a sus propios compañeros para hablar de la queñoa.   

En Huanca sólo hay dos instituciones educativas. Luego de visitar a los adolescentes, es propicio visitar a los pequeños. Aquí enseña, Valentín Huayllazo Huarca, docente de la I.E.P. 40384 Sonccoy Quilla, pero además historiador. Es una enciclopedia humana de la queñoa. Nació en Huanca y recuerda que sus padres le decían que el bosque quedaba a tan solo un kilómetro de distancia del pueblo.



*(Recomendamos activar en configuración HD para apreciar mejor el vídeo)

Formó parte de esa corta revolución educativa de los años 60. Fue el tiempo cumbre del programa de educación ambiental. Las aulas se trasladaron al campo. Los maestros sembraban queñoa con sus alumnos y don Valentín lo resalta. Mientras recorríamos su colegio, mostraba su cancha deportiva, que reemplazó al vivero. Si bien lo verde que tienen es pasto, no existe ningún árbol nativo, menos queñoa, salvo la mata que hay en la plaza del distrito y claro otras tantas en el bosque detrás de su montaña.

Pero ¿desde cuándo se taló la queñoa y qué se usaba? ¿Dónde crece? Respondamos esta y otras preguntas en el reportaje audiovisual-Parte uno.



El dato: La queñoa está protegida por el D.S. Nº 043-2006-AG. Dentro de la clasificación de la flora silvestre, está considera en situación "Vulnerable", es decir que predomina una reducción en su población, estimada en menos de 10 mil individuos.