VÍDEO: IBERIA: el descanso prometido

Iberia Centro I, es el primer mirador de la laguna más grande con más de 40 hectáreas en el Santuario Nacional Lagunas de Mejía en Arequipa. Es enero. Hilario Castro Alca, dice que en este mes no se observan tantas aves. Las que aparecen son residentes y prefieren estar por los campos de cultivo de arroz. En mayo y junio llegan más aves, cuando la cosecha ya acabó. 

En Iberia se ven aves como: la choca o polla de agua. También se ven patos que se alimentan de noche y llegan a la laguna para descansar durante los brillos del día. Los zambullidores, se suman a este espectáculo.


Iberia es la tercera laguna. El recorrido por el Santuario empieza en la laguna de Mejía, para luego pasar a la laguna Iberia Norte. Después de Iberia Centro I, sigue la laguna Iberia Centro II y la laguna Iberia Sur. La ruta  sigue por el río Tambo y la laguna El Boquerón.

Para medir el nivel de la laguna, se usa una regla de dos metros veinte, instalada en la misma laguna Por ahora como muestra Hilario, Iberia se mantiene con un metro setenta. Su nivel depende de la temporada, porque la laguna se mantiene de las filtraciones del mar y de los campos de cultivo. A partir de marzo o abril sube hasta 80 centímetros más. Inunda los senderos y la única trocha de ingreso.

Iberia fue mucho más grande, antes de su creación. Hilario cuenta que esto sucedió después de la recuperación de tierras costeras, en el año 1977 con el Proyecto Especial de Rehabilitación de Tierras Costeras (Plan REHATIC). 

El nombre de Iberia es porque la irrigación se creó con ese nombre desde 1983. Se adjudicaron más de 127 parcelas que comprenden 5 hectáreas a más.

En enero pueden verse flamencos chilenos y es un indicador que las lluvias en la parte alta se han retrasado. Mientras no llueve las aves no regresarán a la parte alta.

El recurso hídrico concentrado en las lagunas no tienen ningún uso, sólo para como lugar de descanso y alimento para las aves migratorias.. Así es Iberia. Mientras guardamos los equipos de grabación, sabemos que tenemos que regresar por un nuevo descanso.