VÍDEO: ¡Te daremos lo mejor de nosotr@s 2015!

Con un polo delgado color verde, allí estuve. En mi techo. Allí sentí el frío nocturno mientras esperé que las estrellas exploten. Esas estrellas artificiales que dejaban colas de colores luego del contacto entre el fuego y la pólvora avivada por manos sin control por la euforia. Es año nuevo y aunque mi techo que todavía no es tan nuevo, soportó mis 51 kilos de peso en carne, grasa, huesos y ropa.  

Mi techo, el cómplice palaciego de mi infancia me recibió otra vez. Y aunque no reventé bombardas o cuetillos, quise solicitar sólo dos deseos. Salté dos veces. Abracé a mi primo que subió a ver la luminosidad intensa de los juegos artificiales. Levanté la mirada, bajé los brazo y extendí mi palabra de honor para entregar no sólo mi petición, sino también mi deber.

¡BIENVENIDO 2015! Buscaremos nuestras mejores zapatillas para volver a caminar. ¡Feliz año 2015 a tod@ nuestros seguidores y seguidoras! Gracias. Si nos buscan, estaremos aquí para darles lo mejor de nosotros.